Ser Ajq’ij

Ser Ajq’ij (Guía Maya)

Contador del tiempo Maya

Bendicion-de-la-Abuela-Alejandra,-en-Tikal

El Ser Ajq’ij primerante es un llamado del corazón, un llamado del Sagrado Tojil ( Fuego) y una conexión profunda con cada uno de los Nawales o wächq’ij del Calendario sagrado Cholq’ij Maya.

Con una breve historia voy a contar cómo fue que terminé siendo Ajq`ij:  vivía en Armenia Quindío, Colombia, viví el terremoto de Armenia en enero del 1999, luego de esta experiencia nació el deseo de ayudar a otros, por medio de una meditación muy sencilla pero a la vez elevada,  a esta iniciativa se unió varios amigos, y cada 10 días llevamos a cabo esta meditación en un parque la cuidad, cantábamos y tomamos conciencia de las bendiciones que teníamos en ese momento, a pesar de que la cuidad esta devastada,  no había trabajo ni mucho que hacer, era muy fuerte lograr sacar a la gente de su realidad, pero cuando lo lográbamos era hermoso.

En mayo del 2000, conozco a Gerardo Kanek Barrios Luic (Guía Espiritual Maya de Guatemala), con él tuve mi primer contacto con la sabiduría maya.

En nuestro primer encuentro él nos contó sobre el Nawal de nacimiento de cada uno de los que estábamos presentes y  que incidencia tiene en la vida de cada uno, nos contó como podíamos ayudar a otras personas por medio del calendario sagrado Cholq’ij y nos dió pautas para hacer mejor nuestro servicio, a medida que iba conociendo más y más sobre esta milenaria tradición, me llamaba más y más la atención, pasaron los meses y  hubo un segundo encuentro en el cual  hablamos sobre la ceremonia de fuego, y para no dilatar más algo que estaba escrito organizamos una, fue mi primera ceremonia de fuego Maya, en ella se ofrendan muchas candelas, flores, frutas, miel, canela, panela, pom, ensarta, entre otros y para mí fue una gran sorpresa y me pregunte de donde voy a sacar todo este material para la ceremonia, pero el Creador y Formadora me seguía  mostrando señales que este era mi camino de vida y me envió a un gran amigo que me apoyo con  el material que  necesitamos para la ceremonia y efectivamente se llevó a cabo, fueron varias horas y para mi sorpresa fue muy grato estar  en esta bella ceremonia, me sentí libre, tranquila y el paz, sentí que había cumplido mi palabra.

Luego de la ceremonia Gerardo se marcha de nuevo fuera del país (Colombia), pero se crea una bella amistad, el me llamaba todos los días sin importar donde estuviera, y el 05 de Noviembre del 2000 era Año  nuevo Maya (Waqxaq’ijB’atz’) luego de terminar de celebrar el Waqxaq’ijB’atz en una cueva en Guatemala, con varias Abuelas y Abuelos,  me llama y me dice que si deseo ser su novia, a mí me dio risa nerviosa, ya que solo éramos grandes amigos, yo le dije que me dejara pensarlo, él me dice que solo me daba 5 minutos, bueno le dije que sí y nos casamos en septiembre del 2001.

A mitad del año 2001 decidí  aprender sobre la saber maya, los calendarios, las ceremonias, las lecturas, las limpias, sanaciones, en otras palabras ser Ajq’ij (Guía Espiritual Maya) este camino se llama Saqb’e (Camino Blanco) todos los Nawales son potencialmente aptos para tomar este camino, por su sensibilidades especiales pues cada uno de los días del calendario  tiene sus particularidades y fuerza,  la duración del sagrado Saqb’e es variada, esta decisión la toma el Ajq’ij que lo está guiando a uno, en mi caso mi guías fueron Gerardo Kanek y la Abuela Alejandra Pérez, el decidir ser Ajq’ij fue un llamado desde lo más profundo de mi corazón.Pasaron los años y seguía aprendiendo en la marca, ya que  acompañaba, ayudaba  y hacia parte de muchas ceremonias que realizamos con Gerardo, Dona Alejandra y otros abuelos Mayas.

Son 20 ceremonias en total que se caminan en un periodo no estipulado ya que es un proceso personal e íntimo tanto con el fuego, como con el calendario sagrado maya Choq’ij, estas ceremonias se llevan a cabo por el Ajq’ij maestro  en lugares específicos, tales como pirámides, altares maya, cuevas, nacimientos de agua,entre otros. En el año 2006 recibo mi Sut (Gorro ceremonial) que me permite no solo acompañar sino hacer parte de las ceremonias, en el año 2009 termino mis 20 ceremonia en las piedras del Tunjo en Cundinamarca ,Colombia el día maya Jun Ajpu, fue bellísima ya que era el cierre de años  de aprendizaje, sueños, dudas, temores y muchas preguntas sobre el Saqb’e, pero me faltaba la ceremonia final en Guatemala, esta ceremonia se hace en un altar Maya, con muchos Ajq’ij, el día Waqxaq’ijB’atz’ (B’atz’)  en ella se recibe  la sagrada Vara o Envoltorio de Fuego, es una bolsita llena de piedras y Tz’ites (Frijoles de árbol de pito) con el cual se realizan lecturas guías o de adivinación,  esta ceremonia final se programó para 21 de marzo del 2011 en Tikal, pero no se pudo llevar a cabo ya que  Gerardo trascendió  el 08 de marzo del 2011, pero  la pude llevarla a cabo en marzo del 2012 con el Abuelo Domingo, Maya Man de Santaulalia, Guatemala, en un lugar muy lejano y sagrado, la Abuela Alejandra no me pudo acompañar ya era lejano  y estaba ocupada ese día, fue increíble luego de más de 10 años poder recibir mi sagrado envoltorio, ya estaba completa dicen los Abuelos Mayas, porque recibí  las bendiciones de mis Guías y del sagrado fuego,  y desde ese momento tenía la autorización no solo acompañar sino para llevar a cabo ceremonias, lecturas, limpias, y el conteo del tiempo maya entre otros.

Hay cientos de Ajq’ij en Guatemala que son originarios, nacidos allí, sus abuelos o bisabuelos son o eran Ajq’ij, en muchos casos este saber se pasa de generación en generación, pero también ha vemos Ajq’ij que no somos Mayas de nacimiento pero si de corazón y por infinidad de razones, hemos decidido caminar el Saqb’e y debo decir  muchas Gracias porque en mi caso muchos mayas me han recibido amorosamente, sin discriminar que no soy  de Guatemala.

Ser Ajq’ij para cada uno es experiencia distinta, ya que es un compromiso con uno mismo y el Creador y Formador, y cada persona lo toma de diferente manera. El Ser Ajq’ij no lo hace uno perfecto ni sabio, es un apoyo para seguir aprendiendo y caminado de la mejor manera.

En las comunidades Mayas el Aq’ij es vital ya que además de ser el contador de los días es ofrendador del Sagrado Fuego, y sanador y como agradecimiento por su labor, se acostumbra llevarle un presente en su día.

El día del Ajq’ij hombre es el Waqxaq’ijB’atz’ (8 B’atz’) y el día de la mujer Ajq’ij es B’elejeb’ B’atz’ (9 B’atz’).

Es importante reflexionar sobre nuestros orígenes, nuestra misión y nuestro proceder; no solo como practicantes de la Espiritualidad Maya, sino también en el qué hacer de los que tenemos la Sagrada responsabilidad de llevar el conteo del tiempo o Ajq’ij (Guías Espirituales).

 Maltyox una y mil veces

 La Ajq’ij

Malati Díaz

imash6