Nawal Q’ij/ Uwach Uq’ij (Nawal de Nacimiento)

Nawal Q’ij/ Uwach Uq’ij (Nawal de Nacimiento)

El Nawal Q’ij corresponde a la fuerza o energía numérica del día de nuestro nacimiento. Cada persona adquiere toda la energía, fuerza y poder del Nawal regente este día. Nuestro ser vibra de forma permanente en conformidad con nuestro Nawal Q’ij. La vida social y espiritual está influida y ordenada por esa energía que adquirimos en este espacio – tiempo. Conocer el Nawal Q’ij permite a cada persona ubicarse en el mundo, conocer sus propensiones, capacidades y debilidades, y encauzar su existencia en armonía para así desarrollar todo su potencial.

El Nawal Q’ij, aunque en parte está basado en las influencias cósmicas, se diferencia de la astrología asirio babilónica en que ésta última se guía por la posición de los astros en el día, hora y lugar de nacimiento. El signo maya no contempla las posiciones del sol, la luna o las estrellas.

Por otro lado, en las comunidades mayas el nombre de cada persona es el de su signo maya natal. De esta forma, quien ha nacido un día Jun B’atz’ (1 B’atz’) se llama igual, es decir, Jun B’atz. Si es mujer, se le antepone al signo el vocablo “I’x” que significa “mujer”, y por tanto se llama I’x Jun B’atz.

El conocimiento del propio signo es un paso importante en nuestro quehacer espiritual. Es una forma de orientación sobre el desarrollo de nuestros cuatro cuerpos, que según la tradición maya son el físico, el mental, el emocional y el espiritual. Es sobre todo una forma de armonización con el resto de la existencia y el universo.

El ciclo del calendario sagrado Cholq’ij se repite cada 260 días, por consiguiente el Nawal Q’ij de cada persona también ocurre cada 260 días, cuando confluye el Nawal con la respectiva fuerza numérica.

imash6