Los mayas

Los mayas

Dintel_26_de_Yachilán_2

El pueblo Maya es una de las pocas civilizaciones antiguas que ha sobrevivido a través de los siglos. Sigue estando viva en México, Belice, El Salvador y especialmente en Guatemala, preservando sus tradiciones, cultura y cosmovisión. Ha sido un misterio para la humanidad, puesto que alcanzó un desarrollo extraordinario en las diferentes disciplinas del quehacer humano.

En el área de la astronomía predijeron con exactitud impresionantes eventos cósmicos como eclipses, calcularon a la perfección las órbitas de los planetas, desarrollaron cálculos sobre los movimientos sinódicos del planeta Venus y sobre los movimientos de las manchas solares, desarrollaron el calendario más perfecto que se ha creado, al cual hay que agregarle un día cada 180.000 años. También desarrollaron aproximadamente 20 calendarios entre los cuales se encuentran el calendario sagrado Cholq’ij (calendario humano en torno al cual gira el mundo maya), el calendario Ab´(basado en el año solar), y los calendarios agrícola, lunar y venusino, entre otros.

Hicieron grandes avances matemáticos. Fueron los primeros en crear el concepto del cero y las fracciones. Desarrollaron un sistema vigesimal que con el uso de solo tres símbolos (el cero, el punto y la barra) permite hacer todas las operaciones aritméticas, bien sea suma, resta, multiplicación, división, raíz cúbica y raíz cuadrada.

En arquitectura e ingeniería hicieron avances extraordinarios y construcciones monumentales, como las famosas pirámides. Desarrollaron sistemas de irrigación y construyeron el acueducto subterráneo que empieza en el golfo de Yucatán e irriga los estados de Yucatán, Quintana Roo en México y el departamento de Petén, en Guatemala y Belice, siendo la construcción más grande que ha hecho el ser humano.

Desplegaron un sofisticado sistema social basado en la teocracia que funcionó a la perfección por miles de años y se caracterizó por la complementariedad de género entre mujer y hombre. Así mismo, el acceso a la participación comunitaria desde la más temprana edad proporcionando a los jóvenes una madurez con conocimiento y armonía.

Las profecías y el conocimiento de esta antigua civilización muestran una perspectiva diferente de vivir la vida, ofrecen una forma armónica de relacionarse con la naturaleza y ponen al servicio de los hombres el conocimiento de la medicina tradicional, la admirable sabiduría del manejo del tiempo y la interrelación de las energías diarias de cada ser para consigo mismo y con su entorno.

La cosmovisión

La palabra cosmovisión, tiene el origen en la unión de dos palabras griegas cosmos que significa mundo o universo, y visión, que se refiere a ver. Al unir las dos palabras se representa una forma de ver el mundo o el universo desde la cultura Maya. Esta se caracteriza por ser una visión de la naturaleza desde el punto de vista del ser humano y desde el movimiento de los planetas. En conclusión, desde las leyes del universo.

La cosmogonía explica cómo se origina el mundo y quiénes fueron sus primeros habitantes. Se encuentra en las comunidades Mayas por medio de la tradición oral, puesto que muchos de los documentos antiguos fueron destruidos por los españoles hace casi 500 años. Sin embargo, los líderes del pueblo Maya escribieron en caracteres latinos numerosos libros en la década de 1550, siendo el principal escrito en idioma k’iche’, conocido como Popol Wuj. Este volumen recoge la historia del pueblo k’iche’ de Chuwila’, hoy conocido como Chichicastenango.

La cosmovisión Maya se basa en cuatro principios básicos:

  • El carácter sagrado de la naturaleza y su conservación
  • Disfrutar de todas las etapas de la vida en su justa dimensión
  • Encontrar el equilibrio en nuestra vida, entre lo material y lo espiritual, entre la vida y la muerte
  • El carácter comunitario del ser humano

Es necesario, por tanto, tomar conciencia del daño que se le está haciendo a la Madre Naturaleza, para generar un cambio y minimizar sus efectos hoy representados en un número importante de desastres naturales que cada vez cobran más gravedad. Y atender el llamado de los Ancianos a retomar la espiritualidad, que no es más que el retorno al orden natural, el retorno a vivir en armonía.

imash6