Ceremonias

EL SAGRADO TOJIL

(CEREMONIA DE FUEGO MAYA)

Celebracion del Waqxaq'aij B'atz en la Maloka del jardin Botanico

Tojil deriva de la palabra Toj, que significa fuego y el Abuelito Sol. Es usada por nosotros los Aj’q’ij (Guías espirituales Mayas)  desde hace 12 mil años hasta hoy,  la Ceremonia ayuda a purificar y activar la energía de los centros o corazones energéticos (U’k’ux) y de los distintos cuerpos y planos de manifestación, en especial el espiritual, también la ceremonia  nos llena de energía y fortaleza y nos refresca la memoria indicándonos que a donde vayamos el sagrado  Fuego está presente y es nuestro aliado.

El sagrado Tojil  es una forma de acercamiento y comunicación con  Tz’aqol (Constructor de Materia) y B’itol (Formadora con el Aliento) y constituye por excelencia el agradecimiento. Durante la ceremonia se crea una  comunicación perfecta y armoniosa con las Energías Creadoras del universo, los Nawales del Calendario Sagrado Cholq’ij, el Sagrado Fuego y nosotros los humanos.

Antes de iniciar  la ceremonia se invoca a las Energías Creedoras y muy respetuosamente se les pide permiso, fuerza y guía para llevarla a cabo armoniosamente, ya que en ella se realizan agradecimientos, pagamentos, peticiones, curaciones  y en algunos casos sanaciones que requieren de mucha fuerza y concentración. Al iniciar  la ceremonia se llama a cada uno de los nawales que conforman el calendario sagrado, a  ellos se les cuenta porque estamos allí, se les pide algo en especial, algo en concreto, se les agradece y por último se les paga con panela, flores, frutas, ajonjolí, candelas, miel entre otros.

La ceremonia puede ir acompañada del caracol, el tambor, el arpa, el violín, la marimba, el tun y la chirimía.

El Tojil se organiza en la mayoría de las naciones mayas en forma de círculo. Los kanjobales y Mam hacen la ceremonia en forma rectangular. En el pueblo Maya Mam utilizan en la ceremonia variedad de pom (copal o incienso maya). Los Kanjobal usan candelas (velitas) de distintos colores fabricadas a partir de cera de abeja y vegetal (arrayán).

Este círculo ceremonial dirigido normalmente por un Ajq’Ij (guía espiritual maya) cumple una función, es la de armonizarnos energéticamente con la madre tierra, el viento, el agua y el fuego. Los cuatro elementos están entonces física y energéticamente presentes de la siguiente manera: el fuego, el elemento principal, se manifiesta en la antorcha encendida en el centro; la tierra soporta el ritual y su fuerza está presente además en las ofrendas de pom (incienso maya) así como en las demás ofrendas (dulces, granos, tabaco, flores, entre otros); el viento lo está alimentando y avivando el fuego; los líquidos están presentes principalmente a través de la Chicha o el Boj, licores indígenas preferidos en Guatemala, pudiéndose emplear también licores comerciales o bebidas con base en el maíz o en el chocolate líquido, ofrendados todos ellos al fuego.

Es necesario resaltar que los dulces son una ofrenda muy importante, y aunque pueden ser de todo tipo (miel, panela, entre otros), el principal es el chocolate, proveniente del cacao, fruto de Amérika. Conforme a la cosmo­visión maya, a las energías espirituales les agrada sobremanera la energía del dulce. Este representa dulzura y bendiciones, siendo el alimento de las deidades, por así llamarlas. En el mundo maya se utilizan para las ceremonias dulces indígenas, productos armónicos no refinados que por no ser de fácil consecución en occidente, se pueden usar los dulces industrializados.

El sagrado Tojil es antes que nada una ceremonia de pagamento, con la cual se devuelve al universo y a los elementos todo aquello que nos ofrecen día a día para hacer posible nuestra existencia. Los abuelos mayas dicen que este pagamento es un deber y que por ello cuando el ser humano realiza estos pagamentos cumplimos nuestra misión y encontramos nuestra realización física, mental, emocional y espiritual.

Las ceremonias Mayas aunque son diversas, tienen una intención clara y objetivo directo, existen ceremonias personales, familiares y comunitarias.

 CEREMONIAS PERSONALES:

  • Agradecimiento en todo el sentido de la palabra.
  • Peticiones de algo en especifico( Ejemplo Pedir un trabajo)
  • Curaciones a nivel físico, mental, emocional y espiritual.

Retiro malas energías:

  • Abrir el camino ( viajes, proyectos nuevos etc)
  • Pedir abundancia en todos los niveles de la vida (Físico, mental, emocional y Espiritual)
  • Pedir consejo al Fuego Sagrado

Celebración del Nim Q’ij/Cumpleaños maya de 260 días:

  • Fortalecer ciclos positivos para el futuro tanto en lo emocional como en lo material.

FAMILIARES:

  • Bodas
  • Presentaciones de niños
  • Bendiciones de semilla
  • Cosecha
  • Permisos para proyectos
  • Funerales
  • Muerte de algún familiar ayudándole a encaminarse en otra dimensión de la vida.
  • Recordar y agradecer la memoria de los ancestros.
  • Pedir permiso para nuevas construcciones e inauguración de casas.

CEREMONIAS COMUNITARIAS:

  • Celebraciones especial del Waqxaq’ib’ B’atz’ (Año Nuevo Maya).
  • Celebración de los Solsticios y Equinoccios).

La Ceremonia tiene un orden, así como un propósito claro y la invitación de los Abuelos es respetar y seguir este orden,  si deseamos  obtener  resultados  positivos, las ofrendas  deben ser suficientes para cada Nawal, así como una actitud abierta y amorosa para recibir las  bendiciones de Tz’aqol( Constructor de Materia) y B’itol(Formadora con el Aliento), del sagrado Fuego y cada nawal del calendario maya,  se dice que luego de una ceremonia podemos irnos a casa con el corazón contento de que se cumplió con el deber de ofrendar, pagar y agradecer.

La Ajq’ij

Si desea alguna de estas ceremonias escribanos a sabiduriamaya2012@gmail.com

Visita nuestra pagina: http://www.sabiduriamaya.org/

imash6